Abogado de Mordeduras de Perro en la Ciudad de Nueva York

Encontrarse con perros en la Ciudad de Nueva York es una ocurrencia ordinaria y frecuente. Cientos de personas pasean sus perros por Central Park y el centro de la ciudad a diario. Nuestros amigos de cuatro patas generalmente no causan ningún problema – pero siempre existe una posibilidad. Cuando un dueño negligente deja que su perro ande suelto o no evita que su perro muerda a alguien, lesiones serias pueden ocurrir. Las leyes de mordeduras de perros en Nueva York son únicas ya que combinan dos doctrinas diferentes. No busque más allá de Meirowitz & Wasserberg, LLP para conseguir ayuda de un abogado de mordeduras de perros en la Ciudad de Nueva York.

Leyes de Mordeduras de Perros en Nueva York

Nueva York no solamente tiene una ley de mordeduras de perros. En su lugar, combina responsabilidad estricta y reglas de negligencia para su doctrina de mordeduras de perros. Responsabilidad estricta significa que las cortes responsabilizarán al dueño o poseedor del perro por las acciones del perro, sin importar si el dueño fue negligente o no. De acuerdo con un estatuto de mordedura de perro basado en negligencia, las cortes deben hallar al dueño culpable de algún tipo de negligencia para responsabilizarlo. Por ejemplo, si la dueña o el dueño soltó al perro de su correa sabiendo que el perro podría morder a alguien.

En la Ciudad de Nueva York, las cortes responsabilizarán al dueño de un perro por todas las cuentas médicas que resulten de una lesión de mordedura de perro. No importa si la dueña o el dueño fue negligente o no – ella o él tendrá que pagar por los gastos médicos de la víctima. Estos pueden incluir visitas al hospital, vacunas contra la rabia, medicamentos, cirugías, y otros gastos de tratamiento. Para todos los demás gastos de una lesión de mordedura de perro, las cortes seguirán leyes de negligencia. El demandante tendrá que probar que el dueño del perro no controló al perro, no protegió a otros de los comportamientos peligrosos del perro, o no advirtió a las personas acerca de los posibles riesgos. Debido a esto, el contratar a un abogado de lesiones personales competente en la Ciudad de Nueva York con experiencia en mordeduras de perros es fundamental para maximizar su compensación.

Las leyes de mordeduras de perros basadas en negligencia son frecuentemente llamadas reglas de “una mordida.” El dueño será responsabilizado por no prevenir lesiones si el perro ha mordido a alguien o ha mostrado comportamientos agresivos en el pasado. La tendencia a la violencia requiere que el dueño tome pasos para razonablemente prevenir daños a otros. El no hacerlo, con una mordida u otro daño como resultado, es negligente. Para ganar indemnización bajo las leyes de negligencia, la o el demandante y su abogado de mordedura de perro en la Ciudad de Nueva York tendrán que probar que el dueño razonablemente debió haber sido consciente de la tendencia violenta del perro, y aun así no hizo nada para evitar que mordiera a alguien.

Entablando una Demanda Contra el Dueño de un Perro en la Ciudad de Nueva York

Inmediatamente después de un incidente de mordedura de perro, busque cuidado médico para sus heridas. Las mordeduras de perros tienen predisposición a infecciones. Si el perro no estaba al día en sus vacunas, tal vez necesitará una vacuna para la rabia. Obtenga la información de la dueña o el dueño del perro, incluyendo su nombre y número telefónico. Obtenga la información del perro también. Una vez que se esté recuperando de sus lesiones, hable con un abogado de mordedura de perro en la Ciudad de Nueva York experto tan pronto como le sea posible.

Meirowitz & Wasserberg, LLP | Sus Abogados de Mordeduras de Perro en la Ciudad de Nueva York

La dueña o el dueño del perro podría estar dispuesta o dispuesto a pagar sus gastos médicos, pero solamente una demanda oficial puede resultar en compensación por sus otras pérdidas. El equipo de abogados en Meirowitz & Wasserberg, LLP ha ayudado a víctimas de mordeduras de perro en Nueva York a recuperarse de su dolor y sufrimiento, días de trabajo perdidos, y otros daños además de las cuentas médicas. Contáctenos para recibir más información y para programar su consulta legal gratuita.