Abogado de Inhibidores de Bomba de Protones

Un inhibidor de bomba de protones, o PPI, por sus siglas en inglés, es una clasificación de medicamentos que los científicos crearon para reducir la producción de ácido gástrico. Los PPIs pueden proveer alivio de la acidez al reducir la cantidad de ácido en las glándulas que forran el estómago significativamente. Los PPIs más comunes en el mercado son Prilosec, Nexium, y Prevacid. Estos medicamentos están disponibles bajo receta médica y en venta libre Millones de americanos actualmente toman algún tipo de inhibidor de bomba de protones. Desafortunadamente, muchos reportan reacciones adversas al medicamento. Si usted está sufriendo una enfermedad o lesión que cree que se relaciona con un PPI que usted ha tomado, visite a Meirowitz & Wasserberg, LLP de la Ciudad de Nueva York para recibir asesoramiento legal.

Los Riesgos de los PPIs

La acidez es un tipo de dolor que ocurre cuando el ácido estomacal salpica al esófago. Los PPIs hacen un buen trabajo reduciendo la cantidad de ácido que forra al estómago y por ende la cantidad de acidez que la persona experimenta. Sin embargo, el ácido estomacal tiene funciones importantes también. El reducir la cantidad de ácido estomacal demasiado puede incrementar el riesgo de infecciones causados por bacterias en la comida. También puede limitar la absorción de vitaminas y minerales importantes. Los medicamentos PPI en el mercado tienen etiquetas de advertencia que enumeran los riesgos tales como ciertas infecciones, neumonía, palpitaciones cardíacas, y fracturas, y aun así no abordan riesgos potenciales a largo plazo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha publicado numerosas advertencias relacionadas con los PPIs y problemas de salud tales como la diarrea, niveles bajos de magnesio, y fracturas de cadera, muñeca, y columna. Estos no son problemas nuevos, pero potencialmente podrían conducir a demandas si la etiqueta de advertencia en el PPI no proveyó información adecuada acerca de estos riesgos conocidos. Dos estudios recientes han traído a la luz información nueva preocupante acerca de los efectos a largo plazo del consumo de inhibidores de bomba de protones. El uso prolongado de estos medicamentos podría incrementar el riesgo de enfermedades renales crónicas y demencia.

Uno de los estudios mostró un riesgo incrementado del 20 al 50% de padecer de enfermedades renales crónicas en aquellos quienes tomaron PPIs en comparación con aquellos quienes no tomaron el medicamento. El estudio mostró que la cantidad de tiempo durante la cual el paciente tomó el PPI tenían una relación directa con el riesgo de daño. Aquellos quienes tomaron PPIs más de una vez al día estuvieron bajo el riesgo más alto de problemas de riñón. Otro estudio conectó los PPIs con un riesgo incrementado de ataque al corazón de hasta el 21%. Y otros conectan a los PPIs con malformaciones congénitas cardiacas cuando una madre usa el medicamento durante el embarazo. Demandantes de todo el país están dando a conocer sus quejas de problemas relacionados con los PPIs in búsqueda de una compensación justa.

¿Tiene una Demanda de Inhibidor de Bomba de Protón en la Ciudad de Nueva York?

La mejor forma de actuar en función de su sospecha de que un medicamento PPI ha causado so enfermedad o lesión es hablar con un abogado. El equipo legal de Meirowitz & Wasserberg, LLP tiene décadas de experiencia manejando demandas de medicamentos peligrosos y daños colectivos en toda la nación. Nuestro equipo puede ayudarlo a llegar al fondo de su caso y buscar compensación a través de la acción legal apropiada. Existen numerosos casos en curso contra los fabricantes de los medicamentos PPI por enfermedades y fallas renales, fracturas de huesos, malformaciones congénitas, y otros problemas. Las ramificaciones totales del consumo de este medicamento aún son desconocidas. Contáctenos para saber si tiene una demanda contra un fabricante de PPI.