Abogado de Demanda de Filtro VCI (IVC por sus siglas en inglés) en la Ciudad de Nueva York

En el 2004, una mujer de 45 años llamada Dodi Froehlich tuvo un accidente automovilístico serio. Para prevenir que un peligroso coágulo de sangre se atascara en sus pulmones o su cerebro, su equipo médico implantó un filtro de vena cava inferior (IVC por sus siglas en inglés) en una de sus venas para capturar cualquier coágulo que pudiera ser peligroso.

Tan solo cuatro meses después, Froehlich sufrió un dolor de cabeza severo y perdió el conocimiento. Parte del filtro IVC que es similar a una araña se había roto y viajado por su cuerpo hasta su corazón. Allí, la esquirla perforó el órgano vital y casi la mató. Ella fue salvada por medio de cirugía de emergencia a corazón abierto, pero muchos otros no han corrido con tanta suerte. Si usted ha sido víctima de complicaciones con un filtro IVC, contacte nuestros abogados de medicinas defectuosas en Nueva York hoy en Meirowitz & Wasserberg, LLP.

Filtros de Coágulos de Sangre: Peligrosos y Letales

Froehlich es solo una de los miles de pacientes que han sufrido acontecimientos médicos adversos debido a un filtro recuperable de coágulo de sangre. Los dispositivos tienen un historial de desplazamiento a otras partes del cuerpo, o de ruptura dentro de los pacientes causando la migración de fragmentos.

Varios tipos de filtros recuperables de coágulos de sangre han sido implicados:

  • Cook IVC Filters
  • Bard Recovery IVC Filters
  • Bard G2 IVC Filters

Aunque los filtros IVC son diseñados para ayudar a prevenir coágulos de sangre, pueden ser más perjudiciales que beneficiales. Los dispositivos, los cuales son frecuentemente usados en pacientes que no pueden usar medicamentos anticoagulantes y diluyentes sanguíneos orales, tal vez sean efectivos por cortos periodos de tiempo, pero se vuelven más y más peligrosos cuanto más tiempo estén en el cuerpo.

Línea de Tiempo del Filtro IVC

2001-2003: La FDA aprueba varios tipos de filtros recuperables de coágulos de sangre, incluyendo dispositivos desarrollados por Bard and Cook.

2004: Bard empieza a recibir un número significativo de reportes de acontecimientos adversos en relación con su filtro Recuperable IVC. La compañía descontinúa el filtro pero no lo retira del mercado, y empieza a manufacturar nuevos tipos de filtros en su lugar.

2010: después de enterarse de los crecientes acontecimientos adversos, la FDA publica un comunicado instruyéndole a los doctores que removieran los filtros recuperables IVC tan pronto como los pacientes no estuvieran en peligro de coágulos de sangre.

2012: las primeras tres demandas colectivas son entabladas contra las compañías de filtros IVC en referencia a filtros defectuosos y peligrosos.

2014: La FDA publica otra advertencia de seguridad para doctores, declarando que los filtros IVC se vuelven más peligrosos entre más tiempo estén en el cuerpo, y recomendando que los filtros sean removidos entre 29 y 54 días después de la inserción.

2015: Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association o Revista de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA) encontró que los filtros IVC tenían solamente la mitad de la efectividad de los diluyentes sanguíneos tradicionales en la prevención de las embolias pulmonares. Solo unos meses después, un segundo estudio en JAMA reportó que cualquier beneficio de salud de los filtros IVC es anulado por sus efectos de salud a largo plazo.

2015: la FDA envía una carta de advertencia a Bard en referencia a sus estrategias ilegales de mercadeo para sus filtros al igual que los peligros de su Filtro Denali IVC.

Consultas Gratuitas | Demanda de Filtro IVC

Si usted ha sido lesionado por un filtro recuperable de cuágulo de sangre, o si un ser querido ha fallecido a causa de un filtro IVC, quizás lo mejor para usted sea hablar con un abogado de dispositivos médicos defectuosos acerca de su caso. Es posible que se le deba compensación por sus pérdidas, las cuales pueden incluir:

  • Facturas médicas pasada y futuras.
  • Salarios perdidos y a perder.
  • Dolor y sufrimiento.
  • Discapacidades permanentes.
  • Muerte por negligencia

Ofrecemos consultas privadas y sin obligación. Para hablar con un abogado, aprender más acerca de nuestros servicios, o programar una cita, favor contacte a nuestros abogados de lesiones personales en Meirowitz & Wasserberg.