Abogado de Abuso Sexual en Nueva York

Ningún padre quiere imaginar que su hija o hijo es víctima de abuso sexual. Esta es una de las cosas más trágicas por las que una persona puede pasar. Cuando el abuso sexual le sucede a una niña o un niño, los padres se podrían sentir perplejos ante cómo proceder. Es posible presentar cargos criminales y civiles contra el presunto perpetrador del abuso sexual infantil. No solamente es un delito en la Ciudad de Nueva York, sino que también es un acto de negligencia cívica o delito. El entablar ambos tipos de demandas puede conducir al castigo por las acciones del delincuente al igual que compensación financiera para su familia. Para recibir ayuda con estos serios casos, venga a Meirowitz & Wasserberg, LLP para hablar con un abogado de abuso sexual en la Ciudad de Nueva York.

Signos de Abuso Sexual

El primer paso hacia la justicia por su caso de abuso sexual es el reconocer que está sucediendo. A menos que su ser querido se dé a conocer y habla abiertamente acerca de su victimización, podría depender de usted reconocer signos de abuso sexual y tomar el primer paso. Sin importar la edad de su hija o hijo, hay ciertos signos de abuso para reconocer. Tan pronto como usted note que algo está mal, hable con su niña o niño acerca del asunto. Después, busque justicia por los alegatos de abuso sexual a través de la policía y un abogado de lesiones personales. A continuación enumeramos algunas cosas que podrían ser indicaciones de abuso sexual:

  • Signos. físicos Moretones en la parte superior de los muslos, dificultad al caminar, lesiones en las áreas genitales, y ropa interior ensangrentada podrían ser indicaciones de abuso sexual. Esté pendiente de identificar cambios físicos en su niña o niño tales como lesiones sin explicación o pérdida o aumento de peso acelerados. Lleve a su niña o niño al doctor por cualquier evidencia física que usted cree que indiquen abuso. Conserve el historial médico para uso futuro.
  • Signos emocionales. El abuso sexual frecuentemente hace más daño emocional que físico. Un sinfín de cambios emocionales en su niña o niño podrían potencialmente ser indicaciones de abuso. Esté pendiente de identificar depresión, ansiedad, ira, sentimientos de culpabilidad o vergüenza, pesadillas, problemas con el sueño, pérdida de apetito, acciones misteriosas, y autoestima baja.
  • Signos de comportamiento. Esté pendiente de identificar cambios repentinos en el comportamiento de su niña o niño, como por ejemplo cambios en su desempeño en la escuela o ataques de ira violentos. Comer impulsivamente, falta de higiene personal, fugarse de la casa, auto-lesiones, pérdida de interés en pasatiempos favoritos, y comportamientos sexuales inapropiados para su edad pueden ser una indicación de abuso.

Al momento que usted sospeche abuso sexual en su familia, hable con las autoridades apropiadas. Reporte sus sospechas a la policía o al empleador del presunto criminal. Si el perpetrador es un empleado en una escuela o guardería, lleve su caso a la compañía. El abuso sexual es una ofensa criminal que debería involucrar a la policía. En cuanto una investigación criminal esté en curso, contrate a un abogado para que se encargue del lado civil de su demanda.

Soluciones Civiles Para el Abuso Sexual en la Ciudad de Nueva York

Una demanda criminal contra un agresor sexual puede conducir a una condena y castigo apropiados, como por ejemplo encarcelamiento y un historial permanente. Sin embargo, no lo llevará a recibir retribución por los daños de su niña o niño. Solo una demanda civil resultará en pago por facturas médicas, dolor físico, sufrimiento emocional, y angustia mental. En un caso de abuso sexual, una demanda civil podría también resultar en indemnización por daños y perjuicios por las acciones ilícitas del acusado. Una compensación monetaria no puede revertir el trauma de su niña o niño después de un caso de abuso sexual, pero puede ayudar mucho en asegurar su futuro. Puede pagar por terapia regular para ayudar a que si niña o niño se recupere de este terrible delito. Contacte nuestra oficina para una evaluación gratuita de su caso.